Abordaje Corporal - Taller de Técnicas Corporales para Músicos - Fundamentos

“Cuerpo, música e instrumento”

El trabajo del músico necesita tiempo, maduración... para eso debe contar con las herramientas necesarias para convertirse en el luthier del más preciado de los instrumentos, su cuerpo.

La mayoría de las afecciones que perturban y muy frecuentemente interrumpen la carrera de muchos músicos provienen de hábitos posturales impropios o alejados de las leyes corporales básicas, dando lugar a enfermedades, distorsiones óseas o musculares.

La incorporación de esta actividad en el Programa de Orquestas y Ensambles Infantiles y Juveniles beneficia a la comunidad de la orquesta en su totalidad aportando conocimientos para develar la importancia de la postura en relación a la ejecución del instrumento y dar los elementos adecuados para obtenerla.

La postura adoptada durante el estudio y la ejecución del instrumento es unos de los principales determinantes en el estado de salud, la calidad de vida y la profesionalidad del músico.

Utilizando técnicas corporales combinadas (Feldenkrais, Eutonía, Alexander,Tai-chi-chuan, Chi-kung, Yoga…) se puede trabajar eficientemente para corregirla y mejorarla y, sobre todo hacer hincapié en la prevención con la implementación de rutinas de calentamiento, estiramiento y la incorporación de pausas en el estudio.

Los conocimientos que se adquieren con la práctica de estas técnicas tienen que permitir, en el caso de los docentes, analizar la postura de los niños, niñas, adolescentes y jóvenes que integran estas orquestas, con el fin de ser capaces de corregirla en el momento oportuno.

Una técnica alejada de las leyes corporales supone el sobreesfuerzo.

Para sumar argumentos copio algunos fragmentos y citas del prólogo del libro “Ergonomía de la guitarra” de Martín Pedreira.

1- “Teniendo en cuenta esto, una buena parte de los problemas podrían ser evitados con una formación que hiciera mucho más hincapié en los aspectos físicos y psíquicos de la interpretación musical.

En primer lugar sería imprescindible que el músico tuviera, ya desde los primeros años de su formación, conocimientos anatómicos, fisiológicos y ergonómicos; acompañados por un trabajo corporal donde estos conocimientos puedan ser aplicados. Para así conocer, qué estructuras anatómicas son las responsables de la ejecución instrumental y qué limitaciones tienen.

Al mismo tiempo, sería deseable que supiera bajo qué condiciones su organismo trabaja con una máxima eficacia y en qué situaciones se coloca bajo riesgo de enfermar. Ello le permitiría entender la necesidad de realizar cambios relacionados con la higiene de trabajo, la ergonomía y el condicionamiento físico y psíquico de su cuerpo.

Si el músico comprende en qué condiciones la fatiga muscular o mental es más intensa, en qué gestos técnicos se sobre solicitan las articulaciones o bajo qué régimen de trabajo se acumula mayor tensión, más fácilmente incorporará pequeñas pausas durante el trabajo, pautas progresivas cuando se plantee cambios en la intensidad de tocar o, por citar sólo algunos ejemplos, utilizar el trabajo mental y corporal en períodos en que necesite ensayar más de lo que su cuerpo está preparado.

Estos conocimientos preventivos, en su mayor parte, deberían ser transmitidos a los músicos por los propios profesores.” (Jaume Rosset i Llobet “Problemas de salud de los músicos y su relación con la educación” en XXVI Conferencia International for Music Education y seminario de la CEPROM, Barcelona y Tenerije Junio 2004)

2- Para Dethlefsen y Dahlke “el cuerpo tiende a experimentar lo que el individuo no ha asumido conscientemente. Esto significa que con las dificultades el cuerpo nos dice lo que anda mal”

3- Citemos a propósito una importante reflexión del maestro Ricardo Iznaola: “Un músico y un atleta guardan cierto parecido en lo concerniente al aspecto físico, pero hay una diferencia esencial. El deportista trata de alcanzar su máximo rendimiento antes de los 30 años por el deterioro natural que le sobreviene a todos a partir de esa edad. El músico debe buscar soluciones para lograr una longevidad como intérprete y no trazarse metas ambiciosas que quemen su mecanismo en poco tiempo. Es necesario entrenar para lograr una eficiencia duradera y no de corto plazo. Dicha eficiencia se desarrolla más lentamente quizás, pero continúa expandiéndose el resto de nuestra vida. Cuando tratamos de hacer arte, lo cual es una manifestación esencialmente espiritual, es un error enseñar para lograr un rendimiento de corta duración. Todos conocemos el número de ejecutantes que se han dañado, a veces de manera permanente, por entrenar en exceso y en contra de la fisiología. No hay manera de ir en contra de la naturaleza sin que esta nos castigue” (revista Classical Guitar, Agosto 1991).

Teniendo en cuenta la importancia que tienen estos saberes para los músicos en general, las nuevas generaciones de músicos en especial, y en nuestro caso la edad de los integrantes de las orquestas de este Programa, se ha sumado esta actividad con el nombre de Taller de Técnicas Corporales para Músicos

 

Desarrollo de la actividad dentro del Programa

Este es un programa nacional que nuclea a miles de niños, niñas, adolescentes y jóvenes de todo el país. Los primeros años son un momento crucial para incorporar rutinas y hábitos saludables.

En nuestro caso acompañamos el desarrollo y el crecimiento desde el aprendizaje musical. Dentro de esos conocimientos sumamos el tema postural poniendo al cuerpo como un factor importante del desarrollo de la actividad.

Los instrumentos musicales son ni más ni menos que eso: instrumentos. Si buscamos la definición en el diccionario nos encontramos con lo siguiente:

  1.  Conjunto de diversas piezas combinadas adecuadamente para que sirva con determinado objeto en el ejercicio de las artes y oficios.
  2.  ingenio(‖ máquina).
  3.  Aquello de que nos servimos para hacer algo.
  4.  instrumento musical.
  5.  Aquello que sirve de medio para hacer algo o conseguir un fin.

Es obvio que la calidad del instrumento es importante a la hora de obtener el resultado musical deseado, pero no resulta tan obvio que ese resultado termine siendo el fruto de nuestro estado físico por sobre todas las cosas. Valga como ejemplo la cantidad de músicos que recurren a luthiers para que realicen modificaciones a sus instrumentos y así sobrellevar dolencias que les dificultan la actividad.

En nuestro trabajo hacemos hincapié en las articulaciones y musculaturas que intervienen directamente en la ejecución del instrumento, en las que actúan como sostén y, también, en la importancia de rutinas de calentamiento y estiramientos junto a pausas durante el estudio.

El cuerpo equilibrado y alineado será la herramienta por excelencia para expresarnos a través de la música con el instrumento que hayamos elegido.

No sólo estaremos alejados de las lesiones sino que el bienestar se verá reflejado en la calidad de la  música que toquemos: nuestro sonido mejora, la flexibilidad nos ayuda a resolver pasajes comprometidos y, por sobre todas las cosas, disfrutaremos íntegramente de lo que más nos gusta hacer.

Al trabajar con niños también estamos atentos a la infraestructura básica: soportes tipo Wolf para violines, ergonómicos para guitarra, barbillas o mentoneras, correas de sostén para charangos, ronrocos y cuatros, bloques para regular la altura del piso en los más chiquitos, protectores auditivos, altura de los atriles, etc.

Teniendo en cuenta esta necesidad el Programa de Orquestas y Ensambles Infantiles y Juveniles perteneciente al Ministerio de Cultura de la Nación viene desarrollando capacitaciones dentro de su esquema pedagógico: el abordaje de aspectos posturales dirigido a docentes y niños de las orquestas que integran el espacio.

El trabajo se planteó en etapas.

En una primera etapa se dieron charlas introductorias sobre el tema y su importancia en el marco de las capacitaciones anuales que ofrece el programa a los docentes que lo integran.

En una segunda etapa, dentro de la última capacitación, se programó  un módulo práctico orientado específicamente a docentes de violín.

En este momento estamos transitando la tercera etapa, presentando y llevando la actividad a las orquestas en sus lugares de ensayo.

¿En qué consiste esta presentación?

En principio una breve introducción acerca de la importancia de incorporar rutinas de calentamiento, pausas y estiramientos durante el estudio musical.

El “auditorio” está siempre conformado por docentes, niños, adolescente y jóvenes. Los primeros entienden rápidamente la importancia del tema ya que en la mayoría de los casos han transitado por algún problema o inconveniente físico derivado de los malos hábitos de estudio.

En el caso de los integrantes de las orquestas, por su corta edad, no han manifestado problema alguno; allí es donde el criterio de prevención debe ser claro y resulta de suma importancia el compromiso de los docentes para incorporar estas rutinas dentro del esquema de trabajo.

La metodología  varía en cada orquesta dependiendo de, entre otras cosas, la infraestructura edilicia y del tiempo disponible.

En una primera visita observamos las clases y tomamos nota de situaciones relevantes.  En ese encuentro se genera el primer vínculo con la comunidad  visitando cada cuerda, observando las clases y tomando nota de situaciones relevantes.

La segunda visita ya es totalmente práctica mostrando y practicando junto con el grupo ejercicios básicos de calentamiento de articulaciones y grupos musculares y ejercicios de respiración y de elongación.   Cada uno de estos ejercicios cuenta con la explicación correspondiente de su utilidad. 

La tercera visita se realiza en un ensayo general donde se vuelve a repasar la rutina y los conceptos funcionales de los mismos.

Para finalizar nuestro objetivo es la apropiación, por parte de los integrantes de las orquestas, de rutinas de calentamientos y estiramientos pre/ post estudio y, la incorporación de pausas durante el mismo.

 Viviana Prado

Área de Orquestas y Ensambles infantiles y juveniles

Área de Orquestas y Ensambles infantiles y juveniles

DIRECCIÓN 
Alsina 1169 1° Piso, Ciudad de Buenos Aires, , Argentina

TELÉFONO 
+54 (011) 4381 5618

CORREO ELECTRÓNICO 
[email protected]

DESCRIPCIÓN

Los Fundamentos de nuestros programas incluyen la no selección de aptitudes (Todos los niños y niñas que lo deseen deben ser incluidos) ya que el objetivo no es formar músicos profesionales sino permitir el pasaje por una actividad que fomente la creatividad, imaginación, autoestima y confianza de nuestros niños y jóvenes